Guía práctica de Internet móvil. Todo lo que necesitas saber

Como ya imaginarás, el Internet móvil te permite tener Internet en cualquier parte sin cables ni conexiones. Los móviles y algunas tablets pueden tener acceso a Internet 3G o 4G por sí mismos. Pero ¿qué pasa con un PC o un portátil? Si queremos ADSL móvil necesitaremos conectarlo a un módem USB, pincho, pendrive…

¿Por qué puedo necesitar Internet móvil en mi ordenador o tablet?
– Si quieres tener Internet cuando te vas de vacaciones
– Si vas los fines de semana al pueblo y allí no tienes internet
– Si tienes más de un sitio de residencia, ya que no te merece la pena contratar Internet fijo en cada sitio
– Si por trabajo u otro motivo viajas bastante y quieres conectarte durante el trasporte o en el lugar de destino
– Si estás temporalmente desplazado en un sitio fuera de casa
– Etc.

La verdad es que hay muchos motivos por los que puedes necesitar ADSL móvil, y de hecho cada vez más personas lo contratan ya que puede hacerse de forma temporal, sin un mínimo de permanencia.

Para comprar un módem USB hay dos opciones: comprarlo libre para que acepte cualquier tarjeta SIM, o comprarlo a una operadora contratando una tarifa de datos.

Comparativa de Internet móvil. Ofertas de distintas compañías

Tabla (próximamente)

Resumen de las mejores tarifas de ADSL móvil

Explicación de la tabla (próximamente)

Comparativa de módems USB libres, para usar con tarjeta SIM de cualquier operadora

Tabla (próximamente)

Marcas y tipos de módem USB libre

Fabricantes, modelos recomendados, etc.
(próximamente)

Aspectos a considerar en las tarifas ADSL móvil

Para poder comparar lo mismo, lo mejor es calcular a cuánto sale el GB de datos. A veces nos fijamos sólo en el precio y nos podemos confundir ya que las distintas compañías no ofrecen la misma cantidad de datos. En nuestra comparativa tienes este dato del precio por cada GB

Fijarse si el precio indicado es con o sin IVA, no sea que nos llevemos una sorpresa. Una vez más, hay que comparar cosas equivalentes y en las mismas condiciones

Fijarse si el precio es una oferta temporal o se trata del precio definitivo (permanente). Es habitual que las compañías tengan una oferta de lanzamiento o sólo durante X meses. Por ejemplo, Orange ofrece un precio de X durante los primeros 6 meses, pero el precio habitual es diferente

Una vez que se consuman los GB contratados, hay que saber si nos cobrarán por cada MB adicional o se nos bajará la velocidad sin sobrecoste alguno. Asegúrate de este tema ya que es bastante importante en caso de que te pases de los datos que tienes contratados

¿Qué es mejor? ¿Módem USB libre o de contrato?

Estas son las cosas que debes que tener en cuenta:

– Los módem USB contratados en una operadora sólo funcionan con ella. La compañía los bloquea para que no puedan ser utilizados por nadie más, y no podrías compartir dicho módem con una persona de diferente compañía, o usarlo en el futuro si cambias de operador
– Cuando el módem es libre acepta cualquier tarjeta SIM, por ejemplo la de tu propio móvil o una diferente sólo para tener Internet móvil en el portátil. Lo podrás usar con cualquier compañía ahora y en el futuro. Sólo necesitas una tarjeta SIM con la tarifa de datos que quieras. Incluso puede tener Dual SIM, una característica muy habitual en los teléfonos chinos
– Los módems USB de contrato son más fáciles de instalar. Suelen ser autoinstalables, o aparte de tener una guía de instalación, contarías con el soporte de la operadora, etc…
– Si compras un módem libre lo tendrás que instalar por tu cuenta, y no tendrás soporte de nadie en caso de tener cualquier problema técnico, problemas con tu sistema operativo, instalación de drivers, que no te reconozca la tarjeta, etc. Si eres un usuario muy novato, mejor que no escojas esta opción
– Para sitios con problemas de cobertura o si necesitas desplazarte de vez en cuando, puede ser interesante un módem USB libre, ya que puede haber zonas donde una compañía tenga mejor señal que otra. De esta forma puedes usar siempre la tarjeta de la operadora que tenga mayor cobertura.
o Por ejemplo: tu novia y tú os vais de vacaciones haciendo una ruta por pueblos de toda España. Ella tiene Vodafone, tú Movistar, y la tarjeta del módem USB es de Jazztel. Si el módem fuera libre, podrías usarlo con la tarjeta que mejor cobertura tenga en cada zona donde te encuentres. Si fuera de contrato con Jazztel, puede haber zonas donde esta operadora no tenga buena señal.
– Tarifas: no existen grandes diferencias entre un módem libre o de una operadora, ya que en ambos casos al final vas a tener que contratar los datos con alguna compañía de ADSL móvil.

Conclusión:

No existe una gran diferencia entre comprar un módem USB con una operadora o comprarlo libre con una tarjeta SIM aparte. Guíate según las ofertas disponibles en el momento de tu compra, y escoge la tarifa que más se adapte a tus necesidades según el precio y los GB ofrecidos.

Eso sí, en el caso de que seas un usuario muy novato, no recomendamos la compra de un módem de tipo libre, para evitar problemas de instalación, configuración, etc. Puede ser el caso de personas mayores, personas que contraten Internet por primera vez, etc.

Tipos de tarifas habituales: prepago y tarifa plana

Normalmente las operadoras ofrecen dos tipos de contrato para tener Internet móvil: tarifa de prepago o contrato de tarifa plana.

Módems USB con tarifa prepago

Es lo más conveniente para acceso a Internet de forma esporádica, o durante ciertos periodos como vacaciones, estancias temporales en otra ciudad, etc.

El prepago, como su nombre indica, quiere decir que dispondrás de un saldo determinado para poder navegar por Internet, según la carga que hayas hecho. Pagas cierta cantidad por anticipado y esta cantidad va bajando según vayas consumiendo MB al navegar.

Ventajas: que normalmente no se firma un contrato de permanencia, y que lo puedes usar en periodos concretos sin estar atado un consumo mensual, cantidad de datos, etc. Si no navegas, no pagas, y tú mismo decides la cantidad de prepago y recargas tu tarjeta con los datos que necesites

Inconvenientes: suele ser la opción más cara de todas. Esto es normal teniendo en cuenta que es para tener Internet en momentos puntuales. Para periodos más largos o una necesidad más uniforme (p.ej: necesitar conectarse todos los meses), es mejor la opción de tarifa plana.

Tarifa plana

Es la mejor opción si vas a necesitar Internet móvil de forma más estable y continuada. Se trata de pagar una cantidad al mes por cierta cantidad de GB a velocidad rápida. Si te pasas de esa cantidad de datos, o bien puedes seguir navegando sin coste adicional a bajas velocidades, o pagas cierta cantidad por cada MB extra.

Ventajas: la tarifa es más barata y puedes usar más alto tráfico de datos por menos dinero que con el modo prepago. Además, aún en el caso de que te pases de GB, sigues teniendo Internet aunque a menor velocidad.

Inconvenientes: pagas una tarifa fija al mes, uses o no uses Internet. Por eso debes estar seguro de que vas a necesitar Internet de una forma más o menos habitual.

Otro inconveniente es que en ocasiones hay una permanencia mínima, pero depende de cada compañía.

Ventajas de Internet móvil

Tener Internet en cualquier sitio, estés donde estés. Y no hablamos de conectarte con el smartphone, sino de navegar con el PC, el portátil, la tablet, etc.

Instalación sencilla y rápida. Normalmente los dispositivos son autoinstalables y basta con conectar un pendrive o pequeño módem mediante cable USB al ordenador.

Posibilidad de comprar un módem libre y utilizar una tarjeta SIM de cualquier compañía

Gran variedad de operadores y ofertas disponibles. Entre tanta oferta es fácil encontrar una que se ajuste a tus necesidades de cobertura, GB necesarios, precio, etc.

Puedes contratar sólo los datos, sin necesidad de un plan de voz, y en muchas ocasiones sin contrato de permanencia.

Es la solución ideal si necesitas acceso a internet sólo durante una temporada, en vacaciones, durante un viaje, etc.

Desventajas

La velocidad de conexión puede ser más baja de lo que estás acostumbrado, en el caso de que en casa o el trabajo tengas fibra óptica, ADSL, conexión 4G, etc.

La cobertura 3G de los distintos operadores es muy cambiante de unas zonas a otras, y puede ser que tu conexión varíe mucho dependiendo de donde te encuentres, e incluso que tengas cortes y problemas de conexión. Por eso es importante asegurarse de que la operadora que elijas tenga buena señal en tu zona, y en el caso de que te muevas bastante, puedes considerar la opción de comprar un módem USB libre para poder usarlo con cualquier compañía

Normalmente el tipo de contrato es una tarifa de prepago o tarifa plana con límite de consumo. Es decir, que tendrás Internet a velocidad rápida sólo durante los X GB que contrates. Una vez que consumas estos GB, seguirás teniendo Internet a bajas velocidades, lo que puede ser desesperante. Lo bueno es que en caso de necesidad, puedes contratar GB adicionales por un poco más para “salir del paso”

Las tarifas de ADSL móvil siguen siendo más caras si las comparamos con las de Internet “fijo” como fibra óptica o ADSL.