Nomad connexion

móviles e internet

Cómo hackear una cuenta de Instagram

Hackear una cuenta de Instagram es algo fácil, aunque requiere preparación y conocimiento. A día de hoy es perfectamente posible colarse en la cuenta de otra persona y piratearla, acceder a su perfil en esta red social tan conocida por ser el portal de la fotografía y el vídeo en internet.

Aquí te vamos a explicar cómo piratear una cuenta de Instagram, cuáles son los mejores métodos para hacerlo y, además, las mejores aplicaciones espía.

Cómo hackear una cuenta de Instagram

Todo lo que te damos es información útil para que puedas conseguir buenos resultados, y no solo eso, porque también te vamos a explicar cómo proteger tu dispositivo para que nadie pueda hackearte a ti.

¿Qué necesito para hackear una cuenta de Instagram?

Hackear una cuenta de Instagram, como sucede si quieres hackear WhatsApp o espiar teléfonos, cuentas o apps, es un procedimiento que exige una preparación previa.

No solo necesitas conocer los mejores métodos para hacerlo, cosa de la que nos vamos encargar aquí, explicando también los que son legales y más eficaces. También necesitas saber qué necesitas para que todo salga bien.

Y cuando hablamos de que todo salga bien, nos referimos a que no tengas problemas con la ley por espiar una cuenta sin seguir sus condiciones, o que no te topes con baches que te impidan hacer que nuestras técnicas funcionen.

Las cuestiones tecnológicas y legales son dos aspectos que debes cubrir cuanto antes si quieres tener buenos resultados.

Créenos cuando te decimos que son dos cosas realmente importantes. Si no lo crees, piensa que no cumplir la ley, por ejemplo, puede hacer que acabes recibiendo una importante multa económica, o peor aún, que te condenen con varios años de cárcel.

Puede que los problemas técnicos queden empequeñecidos al ver lo que ocurre con la legalidad de este asunto, pero también son bastante molestos si cumples las leyes y ves que los métodos no funcionan.

En resumen, si quieres que todo vaya bien, presta especial atención a los siguientes dos apartados.

Conocer las condiciones legales, y cumplirlas

Si eres un padre que quiere hackear la cuenta de Instagram de sus hijos, o que simplemente quiere revisar sus chats de Facebook, podemos decirte con total firmeza que pases al siguiente apartado. La ley da carta blanca en el monitoreo a los padres, ya que una de sus dos condiciones les atañe directamente.

Los dos puntos marcados por la ley para poder piratear una cuenta de IG o realizar cualquier labor de espionaje/hackeo/monitoreo, son los siguientes:

  • El usuario a hackear está bajo tu tutela legal.
  • El usuario a hackear da su consentimiento para ser pirateado.

El primer punto es lo que deja claro que los padres pueden proseguir sin problemas. Más aún sabiendo que solo necesitas cumplir una de las dos condiciones legales para actuar. Si no eres padre, entonces vas a necesitar que esa persona te dé permiso o, de lo contrario, no vas a poder seguir.

Si decides actuar por tu cuenta independientemente de todo esto, debes hacerte responsable de las consecuencias legales que eso puede suponer. Nuestros métodos son eficaces, y también legales.

Acceder al dispositivo que tiene la cuenta de Instagram

El otro aspecto clave para conseguir que el hackeo de Instagram funcione es tener acceso al dispositivo que tiene la cuenta. Si no cumples este requisito, debes hacer lo posible por conseguirlo porque, de lo contrario, no podrás aplicar ninguno de nuestros métodos.

Las técnicas que vamos a ver aquí van desde la instalación de software hasta el acceso a ciertos datos del perfil del usuario. Todo eso es necesario para poder conseguir buenos resultados con las técnicas de hackeo de Instagram, de hecho es algo que todo aquel que haya intentado espiar Facebook sabrá de sobra.

Cambios en los ajustes, cierres de sesión, cambios de claves, instalación de apps e incluso, en las ocasiones con más complicaciones, el Jailbreak en iOS y el Root en Android.

Estas son algunas de las cosas que puedes necesitar durante el camino, y que hacen indispensable el tener acceso al dispositivo con el perfil de IG a hackear.

Cómo hackear Instagram gratis

Aunque más adelante hablaremos de ciertas técnicas que requieren pagar, antes vamos a empezar por la opción más atractiva: piratear Instagram gratis.

El hackeo o espionaje gratuito es algo de lo más habitual en redes sociales, de hecho puedes hasta espiar cuentas de WhatsApp sin pagar. En este caso, por tanto, no podía ser menos.

Aquí vamos a ver un par de técnicas que funcionan realmente bien en este sentido. Técnicas que, además, se aprovechan de los propios sistemas de esta red social, o de otras herramientas muy ligadas a ella.

Así, todo lo que vas a ver a continuación se mueve en un entorno completamente seguro, ya que es el de la propia red Instagram.

Ahora bien, si piensas que piratear IG gratis implica descargar aplicaciones gratuitas en internet, te equivocas. De hecho, si lo haces por tu cuenta, es posible que encuentres muchas opciones diferentes, y que casi todas ellas sean virus.

Hay mucha mala intención en este entorno, y moverte a ciegas puede provocar que hasta secuestren tus datos o archivos importantes. Lo mejor que puedes hacer es ceñirte a nuestras explicaciones y métodos.

Ahora sí, vamos a ver las dos técnicas más eficaces para hackear Instagram sin tener que pagar ni un céntimo. Son sencillas, son rápidas y, además, te dan buenos resultados en muy poco tiempo.

Modificación de contraseña

Modificar la contraseña del usuario es un método que ya explicamos cuando hablamos de cómo espiar Instagram, y que ahora tenemos que volver a abordar porque también es ideal para realizar el hackeo.

Siguiendo esta técnica, aprovecharás ciertos mecanismos de esta red social para colarte en la cuenta del usuario y acceder a ella cuando lo desees.

Suena bien, ¿verdad? Pues ahora te vamos a explicar los pasos que tienes que seguir, no sin antes recordar lo importantes que son los requisitos que vimos más arriba y que hay que sumar otro fundamental: necesitas que el usuario tenga la sesión de IG iniciada en su dispositivo.

Con todo eso, estos son los pasos a seguir:

  1. Coge el dispositivo que tiene la cuenta de Instagram que quieres hackear.
  2. Ahora, abre la aplicación de app y entrarás directamente en el perfil de la persona.
  3. A continuación, cierra la sesión del perfil y volverás a la pantalla de inicio.
  4. En el login, introduce el correo de la cuenta de IG y escribe una clave cualquiera, que será errónea.
  5. Al fallar, aparecerá una opción con el texto “¿Has olvidado la contraseña?”. Tienes que pulsar en ella.
  6. En la pantalla que aparece a continuación, escribe el correo de la cuenta y pide el envío de un enlace por correo.
  7. Ahora, tienes que dirigirte a la bandeja de entrada del correo del usuario, que también estará abierto en el dispositivo.
  8. Entre los mensajes, verás uno del equipo de Instagram. Tienes que entrar ahora en él.
  9. En su interior, encontrarás un link para pedir el cambio de contraseña. Pulsa en él.
  10. Rellena el formulario ahora con la nueva contraseña y confírmala.
  11. Abre Instagram de nuevo en el dispositivo e inicia sesión en tu perfil objetivo con la nueva clave.
  12. Borra el correo del cambio de contraseña.
  13. Ahora, coge tu terminal, abre Instagram y haz login en la cuenta a hackear con la nueva contraseña. Ya tienes acceso.

Este método es muy simple, a la par que efectivo. Solo tiene un inconveniente, aparte de la necesidad de poder acceder al mail del usuario, y es que, si la persona decide conectarse a Instagram en otra parte, tendrá que cambiar la contraseña porque no funciona la que usaba antes. Eso, evidentemente, te obligará a repetir todos estos pasos.

Recordatorio de navegador - Solo en PC

Una opción de lo más interesante, pero que debes seguir siempre y cuando vayas a realizar el hackeo a través de un ordenador. Puedes aprovechar el sistema de recordatorio de claves que tienen navegadores web como Google Chrome.

Con este mecanismo que incorporan, y accediendo al apartado adecuado, podrás averiguar la contraseña y hackear la cuenta de Instagram sin necesidad de cambios ni de nada por el estilo.

Eso sí, necesitarás, además de acceder al PC del usuario que tiene la cuenta iniciada, conocer la clave de su cuenta de Google. A continuación verás por qué, con esta técnica que vamos a explicar partiendo del uso de Chrome:

  1. Abre el navegador web del ordenador de la persona que quieres hackear.
  2. Dentro de él, ve a las opciones. Para ello, haz clic en el icono con tres puntos de arriba a la derecha y pulsa en “Configuración”.
  3. En la ventana que aparece ahora, pulsa en el buscador y escribe “contraseñas”.
  4. Dentro de los resultados, mira la sección “Autocompletar” y pulsa en el apartado de “Contraseñas”.
  5. Ahora, dentro de la enorme lista de direcciones que aparece por pantalla, tienes que buscar la de Instagram: www.instagram.com
  6. Al entrar ahí, verás que aparece una dirección de correo y una clave oculta. Pulsa en el icono del ojo para mostrarla.
  7. Tendrás que introducir la contraseña de la cuenta de Google vinculada al navegador para mostrarla. Escríbela.
  8. Ya tienes la clave de Instagram, ahora puedes hacer login donde quieras. La has hackeado.

Con este método no necesitas más que acceder al dispositivo para ver la contraseña. Se puede extender a otros navegadores web e incluso a teléfonos móviles, pero siempre va a tener como requisito esa clave de usuario para mostrar los datos de sus perfiles, algo lógico.

Cómo hackear Instagram con apps profesionales

La otra forma de poder hackear Instagram es una que se puede abordar también para otras muchas facetas del espionaje, de hecho es la mejor si quieres hacer cosas como rastrear un teléfono móvil.

Ha llegado el momento de hablar de los métodos de pago, de aquellos que se centran en utilizar las herramientas de monitorización.

Puedes piratear Instagram utilizando apps espía. De hecho, las mejores aplicaciones para espiar móviles son ideales para acceder a la cuenta que desees en esta red social, y también hacer otras muchas más cosas.

Son herramientas muy completas y con cientos de opciones pero que, antes de poder ser utilizadas, exigen pagar.

Cuotas mensuales, trimestrales, semestrales, anuales… Ofrecen también muchas opciones en este sentido, con algunas propuestas bastante económicas. El económico, realmente, es su único punto en contra porque, por todo lo demás, esta solución siempre es la más eficaz, rápida y profesional.

De hecho, aquí vamos a explicarte no solo cómo se usan, sino también cómo se descargan e instalan. Una pequeña guía que sirve para casi todas las apps espía avanzadas, ya que todas siguen un patrón muy similar.

Las pequeñas diferencias y excepciones que pueden surgir pueden solventarse rápidamente usando los manuales de instalación que vienen con el software, así que no vas a tener problemas.

Guía de instalación y uso

Debemos recordar que, como dijimos antes, los requisitos vistos más arriba son esenciales. Cuando hablamos ya de usar apps espía, entran en juego algunos procesos más complejos, como son el rooteo de Android o el Jailbreak de iOS. No siempre son necesarios, de hecho más adelante veremos apps que no los requieren, pero sí que se aconsejable saber cómo se llevan a cabo.

Ahora sí, vamos a ver cómo instalar y usar una app espía para poder hackear un perfil de Instagram cualquiera:

  1. Accede al portal web de la app espía que vayas a usar. Puedes usar tu teléfono o tu PC.
  2. Una vez en su interior, ve al apartado de registro y crea una nueva cuenta de usuario. Es muy importante que uses datos reales y, sobre todo, un mail al que tengas acceso.
  3. Ahora, ve al apartado de pagos, precios o compra. En su interior, elige el plan que veas adecuado y ofrece los datos para establecer el método con el que pagar.
  4. Ve al correo electrónico que indicaste y mira su bandeja de entrada. Encontrarás un mail del equipo de la aplicación con links, manuales y licencias.
  5. Coge el teléfono móvil con la cuenta a hackear. Modifica ajustes si es necesario para poder apps de terceros y comienza a instalar la app. Ten a mano el manual por si fuera necesario.
  6. Al terminar, haz login con la cuenta que has creado antes.
  7. Coge ahora tu teléfono móvil y repite los dos pasos anteriores para sincronizar los dispositivos.
  8. Ya puedes abrir la app, seleccionar el terminal de tu objetivo y entrar en la sección de Instagram. La cuenta está hackeada.

Esto es lo que necesitas para hackear una cuenta de Instagram con apps avanzadas. Es sencillo, ¿verdad? El método es muy fácil, aunque es cierto que pueden surgir complicaciones por cosas como la necesidad de Rootear para acceder a funciones más avanzadas.

Mejores aplicaciones para hackear una cuenta de Instagram

Ya conoces los métodos, sobre todo los de pago, pero te falta algo muy importante, que es conocer el software que debes usar.

En el caso de que recurras al uso de apps espía de pago, es fundamental conocer las mejores alternativas a las que recurrir por dos razones: la primera, porque hay muchísimas propuestas y no todas son fiables; la segunda, porque te va a costar dinero.

Por eso, hemos buceado en la red de redes en busca de las mejores propuestas de software espía, y hemos encontrado 3 nombres que merecen especial mención. De todo el software de monitoreo que hay, lo que hemos recogido aquí es un top 3 con las mejores apps para hackear Instagram.

Selección reducida, pero cargada de calidad y de buenos precios. Presta atención a los nombres que te dejamos a continuación.

YouPy

En el caso de que solo puedas usar terminales Android, YouPy es la candidata perfecta. Esta aplicación es de las mejores apps que hay para espiar móviles Android, de hecho, destaca especialmente en este terreno porque no es compatible con iPhone.

Centra todos sus recursos en este sistema operativo, ofreciendo además funciones realmente útiles para el hackeo de IG.

Si recurres a este software espía, lo que vas a obtener es un abanico de herramientas de monitoreo inmenso, tanto que puede sonar excesivo si solo quieres atacar el perfil de Instagram.

Además de monitorizar toda la actividad del usuario en esta red social, mostrar sus mensajes y hasta links compartidos, esta herramienta puede mostrarte los datos almacenados en el terminal, su ubicación en tiempo real, los correos electrónicos, los chats de varias apps y mucho más. Lo monitoriza absolutamente todo para que no te pierdas nada.

Además, no hay que pensar que tanta herramienta implique un precio elevado, porque es todo lo contrario. La app de YouPy ofrece tres planes con funciones diferentes, de los cuales destaca sobre todo el Avanzado por su equilibrio entre precio y posibilidades.

Es más, si lo eliges con la modalidad de pago anual, tendrás que pagar una cuota mensual equivalente de tan solo 7, 49 euros.

XNSpy

Probablemente, la gran favorita para usuarios de Android y para usuarios de iPhone. XNSpy es un software espía que destaca por su enorme abanico de funciones, y por cómo complementa esto con unos precios realmente competitivos.

Funciona en todo móvil moderno, y por supuesto va de perlas para piratear perfiles de Instagram.

De instalación y uso la mar de sencillos, esta app de monitoreo te da acceso total a la cuenta de IG que hackees. Mensajes, interacciones, likes, privados, contenido subido, stories…

Te deja ver todo eso, pero también hace muchísimo más. Si buscas una herramienta que también sea buena para la monitorización en general, es una genial candidata. Rastrea ubicaciones, bloquea y controla apps, muestra historiales de navegación, monitoriza SMS, correos y chats de apps de mensajería, como también todas las redes sociales.

Es completísima, hasta el punto de hacer capturas de pantalla y grabar a través de las cámaras del terminal si lo deseas.

Su precio es otro punto que juega muy a su favor. De los dos planes que ofrece, el mejor es la Edición Prima, que da acceso a todas sus funciones. Si la eliges con pagos anuales, lo que tendrás que pagar es una cuota total equivalente a menos de 7 euros al mes.

MSpy

Otra de las propuestas idóneas para espiar móviles Android y para espiar móviles iPhone en general.

MSpy destaca especialmente por tener el que probablemente sea el mayor abanico de funciones de monitoreo del mercado, ya que se trata de una de las soluciones más profesionales del sector, como también de las más accesibles para todo lo que ofrece.

Sobra decir que esta app es más que capaz cuando se trata de monitorizar Instagram y hackearlo. Muestra toda la actividad del usuario, dándote acceso a toda la información de lo que hace en su perfil.

Además de eso, y como buena herramienta de monitoreo, eleva el listón muy por encima con un completo set de funciones de monitoreo.

Espía chats de apps de mensajería, te da acceso a perfiles en redes, muestra correos, mensajes de texto, llamadas, contactos, bloquea apps, geolocaliza, hace capturas de pantalla, registra pulsaciones, graba a través de cámaras y micrófono… Es buena incluso como app de control parental.

En este caso, sí que hay que decir que las funciones se traducen en un precio algo más alto. Todas las propuestas que hemos visto hasta ahora son sorprendentemente económicas con todo lo que hacen, pero MSpy sí se encarece un poco más con respecto al resto.

Su plan Premium, el más completo y equilibrado, cuesta unos 12 euros al mes si eliges el pago anual.

Cómo impedir un hackeo de tu cuenta de Instagram

Tras todo esto, toca echar un vistazo a la otra cara de la moneda. ¿Cómo puedes impedir que seas tú a quien hackeen la cuenta de Instagram? La respuesta es sencilla, aunque se divide en dos partes: la primera es usar la cabeza a la hora de utilizar tu cuenta; la segunda es seguir las indicaciones que vamos a darte.

Unas medidas de seguridad que te servirán para proteger tu teléfono y, por supuesto, tu perfil en esta red:

  • No dejes la sesión abierta: dejar la sesión iniciada en tu cuenta de Instagram es totalmente normal, ya que es una forma muy cómoda de poder entrar cuando lo desees. Sin embargo, también es una puerta abierta para que cualquiera que coja tu dispositivo entre con total facilidad. Quitar esta opción puede ser un engorro, pero uno de lo más seguro.
  • Usa un antivirus: los antivirus pueden evitar que cualquier usuario no deseado se cuele en tu dispositivo, al instaurar firewalls que bloquean cualquier intento de acceso. Si quieres, puedes incluso instalar opciones gratuitas que funcionan a la perfección. Te lo aconsejamos.
  • Evita los mails de procedencia dudosa: los mails con un remitente extraño suelen ser intentos de ataque para colar malwares u otro software malicioso. Ni que decir tiene que debes borrarlos ipso facto para evitar problemas mayores.
  • No te conectes a redes abiertas: por lo general, la falta de seguridad de las redes abiertas propicia que los hackers usen sus artimañas para piratear cuentas y perfiles. Por lo tanto, si no es necesario, no te conectes a estas redes y usa conexiones de datos.